Lencería nupcial

Moda y estilismo. Lencería nupcial

El día de la boda también tiene su noche de bodas. Tu chico ya te ha puesto la alianza y ahora exige prendas a cambio. Es justo, ¿no? Como mínimo querrás que se le quede la misma cara de impacto que cuando te vio caminar hacia el altar. No te conformes, aún puedes conseguir que se le desencaje la mandíbula cuando te quites el vestido de novia y vea tu lencería nupcial.

Si quieres que la banda sonora de tu noche más romántica sea el Nights in white satin (The Moody Blues, 1967), ponle un plus de edulcorante a tu sensualidad natural con una lencería exquisita, de tejidos nobles y detalles bordados a mano.

Lencería nupcial

La lencería, como cada mujer, tiene su propio lenguaje de seducción. Cada ocasión representa un momento íntimo diferente y tú lo vistes de manera diferente. Nos gusta sentirnos guapas por fuera, pero también por dentro. Por eso, bajo el perfecto vestido de novia sabemos que hay un perfecto conjunto de ropa interior. De eso se encargan los diseñadores, expertos en crear sofisticados diseños, exclusivamente pensados para que sus modelos nupciales sean perfectos y que la novia sienta el lujo sobre su piel.

Lencería nupcial ©Victoria's Secret

Ahora bien, ¡para gustos los colores! Solo tú conoces qué clase de piezas únicas explotan tu feminidad, cuáles realzan tu autoestima y cuáles te hacen sentir misteriosa. ¡Amén de ir cómoda! Déjate orientar por un buen profesional, por supuesto, te asesorará sobre las formas que mejor se adapten a tu cuerpo y que más realcen la silueta que tanto nos hemos trabajado para estar perfectas en nuestro gran día, pero no tengas reparo en opinar a la hora de elegir el tejido y colores acordes a tu vestido y personalidad, si te sientes ridícula por dentro, sentirás que vas desnuda.

Lencería nupcial ©Trousseau

Decir que la lencería provoca reacciones es como decir que mañana saldrá el sol. Aquí, lo único que cuenta es cómo se siente la mujer que va debajo del vestido: sexy, inspirada, bella, segura de sí misma. Cuando te mires al espejo y te veas solo con la lencería nupcial, ¿qué quieres ver?, ¿qué quieres sentir?

Lencería nupcial de Colette

Respecto a la experiencia de la luna de miel… date el capricho y equípate con todos los conjuntos de fantasía que te encantaron y tuviste que desechar para tu vestido.

Está claro, la experiencia del sí quiero no sería completa si no cuidáramos también la lencería nupcial.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *